• martedì 10 Marzo 2020

El coronavirus en Italia: lo que hay que saber y lo que hay que hacer

Puoi leggere questo articolo in italiano
Вы можете прочитать эту статью на русском языке
Vous pouvez lire cet article en français
你可以用中文读这篇文章
Puteți citi acest articol în limba română
Read this article in English
Ten tips to follow in: Albanian, Somali, Urdu, Portuguese, Bengali, Punjabi, Aramaic, Tigrinya, Sinhalese.

يمكنك قراءة هذا المقال باللغة العربية

La propagación del coronavirus en Italia ha alcanzado un nivel grave y preocupante: hay miles de personas infectadas y cientos de muertes, y ya hace casi tres semanas que las cifras aumentan cada día. Italia está entre los países del mundo más afectados por la epidemia, y la contención del virus requiere el compromiso inmediato de todos los ciudadanos, comenzando por los que viven en el norte de Italia y, en particular, en Lombardía, Véneto, Emilia-Romaña y Piamonte.

Para millones de personas en Italia, el coronavirus significará perder mucho dinero, y para muchos, perder sus trabajos. Si todos hacemos nuestra parte y respetamos las reglas, no solo se reducirá drásticamente el número de personas que enfermarán y morirán, sino también el número de personas que perderán su trabajo y sufrirán las consecuencias económicas de la epidemia.

Ahora, necesitamos esfuerzo y sacrificio de todas las personas, para que estas dificultades – económicas, laborales y sociales – terminen antes y tengan menos impacto en la vida de todos.

Esta es una breve guía que explica cuál es la situación y qué debemos hacer.

Cuál es la situación
Para la mayoría de las personas infectadas, los síntomas del coronavirus son similares a los de una gripe. A algunas personas, los ancianos, los enfermos, pero también, más raramente, a personas jóvenes y sanas, les causa serias complicaciones. Actualmente, cientos de personas están hospitalizadas en salas de cuidados intensivos de los hospitales. No hay que ser imprudente, aunque se sea joven: se corre el riesgo de contraer el virus de forma grave e infectar a otras personas que podrían terminar en el hospital.

El problema más grave de la epidemia de coronavirus es que está socavando el sistema de atención de salud en Lombardía, y podría hacer lo mismo con otras regiones, a medida que aumente el número de infecciones. Los hospitales tienen las salas de cuidados intensivos llenas de pacientes con coronavirus, y los médicos y enfermeras trabajan en largos y agotadores turnos para atenderlos. En muchos hospitales de Lombardía, la situación es desesperada: no hay tiempo ni recursos para atender a pacientes con otros problemas, cuyas operaciones se posponen y en algunos casos no pueden ser tratadas, ni siquiera en caso de emergencia.

Los médicos llevan días advirtiendo que si la epidemia continúa a este ritmo, será necesario optar por dar prioridad a los pacientes más jóvenes, con el riesgo de dejar morir a los de más edad.

Seguir las recomendaciones de las autoridades para contener el coronavirus es importante precisamente para prevenir esta situación en los hospitales más necesitados, tanto en Lombardía como en el resto de Italia.

Lo que el gobierno ha decidido
El gobierno decidió extender las restricciones de movimiento, las actividades económicas y el cierre de bares y restaurantes en toda Italia hasta el 25 de marzo. Todas las actividades comerciales “no esenciales” deben permanecer cerradas, excepto aquellas que se consideran importantes para que las personas puedan seguir comprando lo necesario. Permanecerán abiertos supermercados, tiendas de alimentos, farmacias, gasolineras, estancos, lavanderías, bancos y otros que se puede leer aquí (en italiano).

Los restaurantes y bares podrán seguir la entrega a domicilio.

Las fábricas podrán permanecer abiertas, así como las actividades agrícolas y ganaderas. Sin embargo, es obligatorio cumplir las regulaciones de salud para los empleados, como mantener una distancia de un metro entre los trabajadores.

Los centros docentes (incluidas las universidades) tendrán que permanecer cerrados en toda Italia hasta el 3 de abril y los cines, teatros, discotecas, pubs, piscinas, gimnasios y centros deportivos estarán cerrados en todo el país; se suspenderán los conciertos, espectáculos y ferias, así como los eventos deportivos, incluido el fútbol de primera división.

Pero las leyes más importantes se refieren a los viajes: a partir del lunes, solo puedes desplazarte cuando sea estrictamente necesario por razones de trabajo, salud o emergencia.

Significa que tienes que quedarte en casa todo el tiempo que puedas, y que cuando viajes en coche o en tren, la policía puede detenerte, preguntarte por qué te desplazas y multar a los que no respeten las normas. De hecho, el gobierno quiere que los ciudadanos se queden en casa tanto como sea posible, y que se pongan en contacto con el menor número de personas posible. En las estaciones de tren, habrá controles en las entradas, que pueden incluir mediciones de temperatura. El transporte de mercancías no está sujeto a limitaciones.

Se espera que los que se desplacen rellenen un formulario especial. El formulario se puede obtener aquí. Actualmente no está disponible en otros idiomas. Se puede completar sobre la marcha cuando se marca.

Puede salir de la casa para comprar algo que necesita con urgencia, como una bombilla. Puedes salir de casa para ayudar a un pariente anciano. Sin embargo, esto debe hacerse siguiendo todas las precauciones y limitando los contactos sociales.

Qué hacer si estás enfermo, o si alguien de tu familia está enfermo
– si tienes tos o dificultad para respirar, o si te sientes enfermo, tómate la temperatura: si tienes más de 37,5 °C, quédate en casa;

– si tienes un médico de cabecera, llámale para preguntarle los pasos de actuación;

– si no tienes un médico de cabecera y tú o tu familiar tenéis los síntomas anteriores, no acudas a urgencias. Si estás en Lombardía, llama al 800.89.45.45 (es gratis) y explica la situación; en el resto de Italia puedes llamar al 1500 (es gratis).

– si una persona que vive contigo desarrolla los síntomas anteriores, trata de aislarla lo más posible: si puedes, dale una habitación para ella y pídele que limpie las superficies comunes después de haberlas tocado;

– si estás enfermo, tienes fiebre, tos o dificultad para respirar, es importante que te quedes en casa y no vayas a trabajar: llama a tu empresa/gerente y explícale la situación, es de su interés y del tuyo propio evitar infectar a los que trabajan contigo.

Cómo comportarse aunque estés bien
– Quédate en casa tanto tiempo como puedas;

– si no puedes quedarte en casa y no ir al trabajo, intenta reducir el contacto con otras personas: por ejemplo, evita estar cerca de los demás en el autobús, y mantén una distancia de al menos un metro de tus colegas;

– evitar los lugares concurridos, como los bares;

– mantener al menos un metro de distancia de otras personas;

– evitar los abrazos, besos y apretones de manos para saludar a la gente;

– evitar compartir comida y bebida con otras personas: usa tu propio plato y vaso;

– en la medida de lo posible, mantener a los niños en casa, y evitar que se junten con sus compañeros de clase;

– lavarse las manos a menudo durante al menos 20-30 segundos, frotando bien con agua y jabón, especialmente antes de comer y cuando estés fuera de casa;

– si no hay agua corriente disponible, lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol (el alcohol también se puede usar para la limpieza de la casa, y lo puedes llevar contigo en una botella de plástico);

– toser y estornudar en la cavidad del codo y no en la mano;

– intentar, en lo posible, no tocarse la cara (boca, nariz y ojos en particular) con las manos;

– evitar en la medida de lo posible tocar las superficies en lugares públicos (trenes y autobuses, por ejemplo);

– limpiar las superficies de la casa a menudo;

– puedes salir de compras y comprar las cosas que necesitas, pero hay que mantener la distancia a otras personas y evitar tocar muchas superficies;

– solo usar mascarilla si crees que estás enfermo o si estás cuidando a gente enferma.